BORGEANDO

0
24

Mientras El impostor Inverosímil opera como El Proveedor de Iniquidades y camina por El jardín de los Senderos que se Bifurcan, en derredor de Las Ruinas Circulares, lugar de Olivos en el cual imperan Los dos Reyes y los Dos Laberintos, La Intrusa planea Otras Inquisiciones sin ver La Luna de Enfrente porque no entiende que El Aleph es la única manera de concebir al universo para no padecer La Otra Muerte. Pero El Muerto de El Sur sigue planeando sus Ficciones aprovechando que El Paraíso de los Creyentes se halla en éxtasis a la espera de El milagro Secreto de hallar La Escritura de Dios en esta realidad que se parece a La Lotería de Babilonia. Pareciera que no se entiende El Idioma de los Argentinos que ven como El Disco gira otra vez al revés. “Se agotó El Tamaño de mi Esperanza”, me dijo El Hombre de la Esquina Rosada antes de que yo construyera en estas líneas El Espejo de Tinta. El Indigno sigue los dictados de El Manual de Zoología Fantástica, sabedor de que ya se develó El Juego del Guerrero y la Cautiva y que debe derrotar a Las Tres Versiones de Judas que le disputan el reino desde las provincias olvidadas. El Espantoso Redentor de Lomas de Zamora conspira y planea el Elogio de la Sombra junto a Los Conjurados, aguardando El Otro Duelo que le permita destronarlo. Es que todos están encandilados por El Oro de los Tigres. Mientras tanto Mauricio siente Fervor por Buenos Aires y planea una Nueva Refutación del Tiempo. En El Espejo de los Enigmas que es la patria todos se han olvidado de El Culto de los Libros y los falsarios siguen viviendo de la Historia de los Ecos de un Nombre, alejados de El pudor de la Historia. Con el alma en vilo, los argentinos seguimos escribiendo El Libro de los Sueños, deambulando sin rumbo entre La muerte y la Brújula. Emma Zunz planea su venganza en la fábrica tomada, mientras nosotros, Los Orilleros desolados, contenemos a Funes el Memorioso, que se empeña en recrear en su mente una y otra vez La Forma de la Espada. El Hombre en el Umbral lo refuta diciendo no con la cabeza, porque se niega a perpetrar la Historia Universal de la Infamia.

Deja un comentario

Por favor dejanos tu comentario!
Please enter your name here